Baterias para las placas solares

Los usuarios más comprometidos con las energías renovables  han estado esperando el lanzamiento al mercado de células de baterías de litio que puedan cargarse en una gran cantidad de fuentes de energía, incluyendo la solar. Sin embargo, por el momento, no se ha hallado nada que pueda ser adecuado a un uso en todas esas funciones.

La razón principal es que las células de las baterías de litio han sido tradicionalmente diseñadas como elementos para acumular energía en equipos pequeños o móviles. El motivo es que un sistema portátil, como un ordenador o un teléfono móvil, se construye para disponer de un nivel constante de energía. Si el suministro falla, el ordenador cambiará instantáneamente para utilizar su batería interna. Si no hay entrada de energía, el equipo comenzará a descargar la acumulada internamente.

En el caso de la energía solar, en la que hay variables de incorporación de energía en función de la radiación del sol, las baterías de litio muestran su peor cara cuando no pueden adaptarse eficientemente creando una transferencia de energía.

 

Si, por ejemplo, el equipo asociado que necesita la energía demanda 30 vatios, y sólo puede suministrar 10, la batería de litio no proporcionará la diferencia, o sea, 20, sino que se desconectará del panel solar y de su fuente de incorporación de energía y suministrará los 30 necesarios. Dejará de cargarse del panel solar y se descargará.

Otro de los inconvenientes de las baterías de litio como acumuladores de energía asociados a los paneles solares actuales es que necesitan un mínimo de energía, un mínimo para que se active su proceso de carga. Si el panel solar, por insuficiencia de radiación solar no los pudiera suministrar, la batería de litio simplemente no cargaría, aunque pudiera acumular cierta cantidad de energía durante horas aún con una intensidad muy baja.

 

También están limitadas a unos mínimos de entrada de energía. Un caso concreto. las baterías de litio Tekkeon myPower 3450 Y 3300 son excelentes para el rendimiento habitual de un ordenador portátil de sobremesa, operan con una entrada de energía mínima de 8 voltios y una tensión de 1 amperio.

Sin embargo, los paneles solares están diseñados para cargar baterías de 12 voltios, con salidas de 16 a 20 voltios y unas necesidades de amperaje para el panel solar de 25 vatios para disponer de ses mínimo de 1 amperio de corriente. Los paneles solares no podrían acumular energía para esas baterías.

Además, esos 25 vatios lo son en los meses de verano, cuando luce el sol, los días están despejados y el cielo está claro de nubes. Los tiempos de carga de esas baterías también serían un problema a lo largo de los periodos de menor iluminación solar.

El argumento que deja caer la publicidad de los portátiles de última generación sobre que el hecho de que se pueden conectar a cualquier fuente de energía no es verdadero, por lo menos no se pueden cargar sólo con conectarlo directamente a un panel solar.

Hay muchos inconvenientes de base para que no se pueda realizar eficientemente. En los casos más esperanzadores, pero también más artesanos, se ha de utilizar una batería externa que esté conectada con el panel solar y que haga de puente y, que, con otra conexión sirva para suministrar energía a nuestro ordenador portátil.

Por lo tanto, si se desea utilizar baterías de litio para un ordenador portátil, la mejor solución es utilizar un acumulador intermedio que pueda actuar como una batería puente. Que almacene la energía del panel solar y que sea capaz de proporcionar toda la energía del ordenador portátil sin picos, sin altibajos.

Por desgracia, todavía no se ha comercializado una batería de litio que pueda ser utilizada también en esta faceta de acumulador puente
.


Baterias Notebooks                                             Baterias para moviles